Durante el siglo pasado, China fue conocida por la construcción de imponentes rascacielos que hicieron que el horizontes de sus ciudades fuera increíble. Estos gigantescos edificios atraen a turistas de todo el mundo, a los que se les ofrece la oportunidad de ver su belleza arquitectónica de cerca.

La ciudad de Jingzhou, China ha presentado recientemente el último de una larga lista de edificios sorprendentes que continúan apareciendo en aquel país. Se llama la estatua del “Dios de la Guerra”. Ahora, gente de todo el mundo están acudiendo en masa a la ciudad para echar un vistazo a una obra cumbre del arte escultórico.


La gigantesca estatua que representa a Guan Yu, el “Dios de la Guerra”, se dio a conocer recientemente en la ciudad de Jingzhou, China …


La estatua es de bronce puro, se encuentra a 58 metros de altura, y tiene un peso de más de 1.320 toneladas.


La estatua fue construida sobre un pedestal que alberga un museo que conmemora al personaje de la vida real, Guan Yu, al que los chinos consideran todo un dios.

La estatua “Dios de la Guerra” también celebra la rica historia del país, sus fuerzas armadas, y la mitología.

Guan Yu blande un hacha de 150 toneladas conocida como “el filo creciente del dragón verde“, su arma preferida, y está colocado sobre un buque de guerra chino.


4.000 tiras de bronce fueron pegadas entre sí y colocadas sobre la estructura del esqueleto de la estatua para lograr su apariencia.


Los visitantes tendrán la oportunidad de subir por una escalera en el interior de la estatua donde aprenderán sobre Guan Yu, y se ofrecerán unas espectaculares vistas de la ciudad.


¡Es un logro monumental! Sería increíble llegar a ver esto en persona algún día.

También te podria gustar

0 comentarios