Este niño recuerda su vida pasada en el planeta Marte y tiene a todos impactados con los detalles.


Desde los inicios de la historia humana, el hombre siempre ha tenido cierta fascinación por descubrir cosas nuevas y darle respuesta a aquellos hechos que lo inquietan, como por ejemplo: ¿de dónde proviene el ser humano?, ¿existe vida después de la muerte?, ¿estamos solos en el universo? o ¿existe la posibilidad de encontrar vida en otros planetas?, todas las historias relacionadas con este tipo de temas fascinan a cualquier persona pero lo cierto es que toda la información que pueda manejarse en ellas no es concreta, todo queda en teorías.


De acuerdo con algunos científicos, los extraterrestres ya habían visitado la tierra antes y toda prueba ha sido ocultada por los gobiernos secretos de algunos países con la intención de proteger a la humanidad evitado caos y pánico al saber la verdad, en EE. UU existe la famosa Área 51, en donde algunos afirman que en el lugar se resguardan naves extraterrestres junto con sus tripulantes y muchos secretos que no han sido revelados a la humanidad.


Aunque el gobierno oculte estos secretos, un niño ruso ha revelado que si hubo vida en Marte.

Boris Kipriyanovich o Boriska, es un niño Ruso que ha demostrado ser muy diferente a los demás niños desde que era muy pequeño, sus padres comentan que nunca ha sido ¨normal¨ y es que cuando solamente tenía unos meses de nacido ya podía mencionar algunas frases completas, rara vez lloraba y cuando cumplió un año y medio aprendió a leer, cuando tenía tres años ya podía hablar correctamente y opinar sobre temas relacionados con el universo, algo que despertaba terror e intriga en sus padres. Esta materia la maneja muy bien debido a que tiene mucho tiempo estudiando este tipo de temas pero aun así es extraño que este niño sepa demasiado sobre el universo, incluso cosas de las que sus padres jamás le han hablado, es como si hubiera sido testigo de eventos en el espacio exterior.

Cuando el pequeño Boriska cumplió 5 años de edad, tenía asombrado a muchas personas pero sus padres comenzaban a temerle y se sentían muy preocupados por él. Todo lo que el niño hablaba era impresionante, de principio sus padres estaban orgullosos de que su hijo fuera muy inteligente pero con el paso del tiempo todo cambió, ellos comenzaron a alarmarse pues el niño comenzó a hablar de su vida pasada.


Borisk asegura que antes de llegar a la Tierra vivió en el planeta Marte. Con mucho detalle comenzó a describir su supuesta vida anterior. Resalta que hubo un planeta llamado Proserpine, el cual fue destruido por un rayo solar hace miles de millones de años y esto obligó a sus habitantes a viajar a la quinta dimensión para protegerse de la extinción total. El pequeño Boriska comenta que él había sido testigo de todo eso porque había vivido en el planeta Marte.

El niño describe cada detalle de los hechos; comenta que cuando vivía en Marte visitó varias veces al planeta tierra en misiones científicas, además de que en el planeta sólo existía un continente llamado Lemuria y era habitado por gigantes de 9 metros de altura, pero debido a unos cambios físicos que ocurrieron en este como la separación del enorme continente, la civilización terminó desapareciendo, sin embargo, su planeta no corrió con mejor suerte ya que comenta que vivió una aniquilación masiva al perder la atmósfera y el agua.


También explicó que su planeta había sufrido una guerra nuclear que acabó con todo lo que había en él y que sus habitantes era muy similares a los seres humanos, pero median siete metros más alto. No todos los marcianos murieron en la destrucción del planeta, algunos sobrevivieron y viven bajo la superficie, adaptándose al dióxido de carbono del medio ambiente, además, estos nunca envejecen debido a la falta de oxígeno y cuando llegan a la edad de 35 años detienen el tiempo, aclaró que las sondas no pueden acercarse al planeta debido a las bacterias que llevan, las cuales emiten radiación por lo que son destruidas al acercarse al planeta para que no afecten sus equipos.

Lo más sorprendente de todo fue que explicó a detalle las naves que piloteaba, mismas que estaban hechas de distintos materiales que podían ayudar a viajar entre dimensiones a gran velocidad.



El pequeño Boriska explicó que los científicos se han equivocado al buscar los antiguos conocimientos egipcios en pirámides como la de Khufu, pues en realidad estos se encuentran bajo una pirámide que aún no ha sido descubierta, cuando estos al fin salgan a la luz podrán ser revelados todos los conocimientos que el ser humano a buscado por tanto tiempo.

De acuerdo con Boriska, los desastres naturales que ocurren en el planeta son provocados por nosotros mismos debido a que no evolucionamos en espiritualidad, cambiando el rumbo y destruyendo la integridad del planeta, tal como pasó en Lemuria. Es importante amar a los demás, ser personas humildes y no tratar de cambiar lo que somos.

No todo lo que el niño ha relatado ha sido descartado por los científicos, pero se ha generado mucho temor entre las personas por el conocimiento tan detallado que tiene  sobre el sistema solar y los planetas, aun no se ha descartado que todas esas historias sean producto de su imaginación debido a su alto nivel de inteligencia. Pero aun así es muy impresionante ya que este pequeño nunca estudió astrofísica, además tiene un vocabulario sorprendente para su edad. Hasta el momento no se ha descubierto si sus historias son verídicas, de modo que continuaremos con la incógnita.



Este pobre chico ha sufrido mucho en la escuela debido a sus revelaciones pues comenzaron a llamarlo ¨loco¨, por lo que sus padres decidieron retirarlo de los medios para que no le produzca más problemas.

También te podria gustar

0 comentarios